Las 5 razones principales por las cuales la educación física es igual de importante que el trabajo escolar

In Español by Rachel Wise

versión en ingles

Muchas escuelas ahora están motivando a estudiantes a mantener un equilibrio entre su trabajo escolar y la educación física. La educación física es una parte esencial para la salud de personas de todos los grupos de edad, especialmente aquellos que van a la escuela. Esto se debe a que cada etapa de la vida escolar está llena de estrés y ansiedad. Varios estudios han demostrado importancia de las actividades físicas de alumnos en el entorno escolar. Por lo tanto, muchas escuelas ahora están animando a los estudiantes a participar en la educación física. Científicamente se ha demostrado que estas actividades son igual de importantes que el hacer trabajo escolar.

Artículo relacionado: ¿El aumento de la actividad física en la escuela conduce a mejoras en el rendimiento académico y el comportamiento?

La educación física le enseña a los estudiantes a mejorar la calidad de sus vidas. Ocuparse sólo en el trabajo escolar puede hacer que su vida sea aburrida e inactiva, lo que a su vez puede causar depresión y fracaso. Las actividades físicas y los ejercicios estimulan la resistencia, lo que puede causar que les encante su inteligencia y sus habilidades.

Las 5 razones principales por las cuales la educación física es igual de importante que el trabajo escolar

1. Mejora la capacidad de un individuo a concentrarse y mantener el enfoque:

varios estudios demuestran que Realizar actividades físicas ayudan a agrandar los ganglios basales del cerebro. Los ganglios basales son una parte del cerebro que es responsable de mantener la capacidad de concentración en un individuo. En esta época, los estudiantes tienen varias diversiones a través de la tecnologías (televisión, tabletas, PC, teléfonos móviles), por lo tanto, es difícil para ellos mantener el enfoque. Al promover la educación física, los maestros en las escuelas pueden ayudarlos a mejorar su concentración. Las escuelas a menudo organizan juegos físicos y ejercicios que requieren concentración. Por lo tanto, los estudiantes son alentados a participar en tales actividades junto con su trabajo escolar, por lo que esto ayudará a mantener saludables sus cuerpos y sus mentes.

Artículo relacionado (versión en ingles): Ideas de ejercicios para apoyar a los niños con autismo y TDAH

2. Importante para un crecimiento y desarrollo saludables:

en el mundo de hoy, muchos niños de edad escolar comen alimentos poco saludables. Estos pueden incluir papas fritas, refrescos, pizzas y hamburguesas. El consumo de estos de manera frecuente puede conducir a la obesidad infantil.

La educación física en la escuela ayuda a prevenir la obesidad y la presión arterial alta. El ejercicio y actividades físicas los ayudarán a quemar el consumo de las calorías sobrantes. Si estas calorías no se queman, se almacenarán como grasa. Al hacer ejercicios físicos, las personas usan sus calorías sobrantes para ganar energía.

Además, tales actividades juegan un papel importante en el crecimiento y desarrollo saludable de los huesos y cartílagos. Los ejercicios de fortalecimiento óseo, como saltar, son particularmente importantes para los niños de edad escolar, ya que tales actividades producen una firmeza sobre el hueso que ayuda a realzar su fuerza y ​​crecimiento. Mientras que los ejercicios de fortalecimiento muscular hacen que los músculos sean más grandes y fuertes, estos también ayudan a los niños a llevar más peso y ayudan a proteger a las articulaciones contra las lesiones.

El estar físicamente activo hace que los estudiantes sean enérgicos y fuertes, lo que los motiva a interesarse en las actividades del salón de clases. Los ejercicios que ayudan a fortalecer los músculos incluyen:

  • Escalar árboles.
  • Ejercicios en el pasamano.
  • Correr bicicleta.
  • Lagartijas.
  • Usar el hula hoop.

Un estudiante que es activo físicamente también tendrá un corazón saludable. Cualquier ejercicio que proporcione oxígeno a los músculos se denomina ejercicio aeróbico. Dichos ejercicios son esenciales para un corazón saludable. Los estudios demuestran que los niños que realizan ejercicios aeróbicos, por al menos veinte minutos dos o tres veces por semana, tienen un corazón más saludable al compararlo con aquellos que no participan en educación física. Algunos de los ejercicios aeróbicos saludables son:

  • Jugar baloncesto.
  • Jugar al fútbol.
  • Saltar a la cuerda.

3. Previene la falta de sueño:

Dormir la noche entera es un componente esencial de una vida feliz y saludable. Aquellos estudiantes que participan en actividades físicas y ejercicio regularmente tienen un cuerpo cansado y agotado que anhela una buena noche de sueño.

Al dormir bien hace que los niños tengan una postura más derecha y están más atentos durante las clases en la escuela. Estar atento ayudará a evitar que cometan errores en su trabajo y les proporcionará energía para poder ayudar a los maestros y sus compañeros.

4. Ayuda a aliviar el estrés y la ansiedad: la vida escolar es frenética para cada individuo. Por lo tanto, participar en actividades físicas y en educación les permite a los estudiantes aliviar el estrés académico y la ansiedad. El estrés puede deberse a una pelea con un amigo o una baja calificación a pesar de haber trabajado mucho. Si no se les da la oportunidad para desestresarse, los estudiantes estresados ​​no pueden concentrarse ni enfocarse en su rendimiento académico.

Las actividades físicas les brindan un ambiente para eliminar su estrés. Al hacer ejercicio y respirar profundamente, proporcionamos aire adicional a nuestros pulmones, lo que a su vez proporciona más oxígeno al cerebro, y esto hace que el cerebro se sienta relajado y libre de estrés.

Es más probable que una persona que es activa físicamente sea feliz y saludable, y lo convierte en un mejor estudiante en la escuela. A menudo se sentirán orgullosos y felices y serán buenos compañeros.

5. La educación física hace que un individuo sea flexible y feliz:

El ejercicio de balanceo y estiramiento ayuda a mejorar el equilibrio físico, lo que disminuye las posibilidades de lesiones. Aquellos estudiantes que hacen que la educación física igual de importante que el trabajo escolar se convierten más flexibles en la rutina de su vida cotidiana. Tales actividades hacen que el cuerpo sea elástico y flexible. Estas ayudan al individuo a manejar una carga de trabajo físico y mental. Los estudios científicos revelan el hecho de que la educación física en la escuela ayuda a mejorar las conexiones entre las neuronas del cerebro. Las neuronas saludables y bien conectadas ayudan a mejorar la habilidad del pensamiento en general de los estudiantes. Por lo tanto, haciéndolos mejores estudiantes en el la escuela.

Muchas escuelas han hecho que la educación física sea un componente esencial del currículo escolar y promueven a los estudiantes a mantener un equilibrio saludable entre su educación y el ejercicio. Esto se debe al hecho de que aquellos estudiantes que participan en actividades físicas han demostrado ser más felices y saludables que aquellos estudiantes que pasan todo su tiempo haciendo trabajos académicos o de educación escolar. Dichas actividades ayudan a desarrollar la circulación sanguínea en el cuerpo de un individuo. Esto ayuda a proporcionar más oxígeno al corazón y al cerebro y permite que el cuerpo mantenga un equilibrio entre la salud física y la salud mental.

Artículo relacionado: Por favor, no me quiten mi recreo: un poema sobre el TDAH (versión en ingles)

versión en ingles

Gracias por visitor educationandbehavior.com. Brindamos apoyo académico, conductual y socioemocional gratuito para los niños. ¡Explore nuestros temas / categorías desde el botón del menú en la parte superior izquierda de la página! ¡Síguenos en Facebook!

Comments

comments